Características

A todos los huéspedes que llegan al monasterio recíbaseles como al mismo Cristo, pues Él ha de decir: Huésped fui y me recibieron (Regla de san Benito 53.)

    Una de las características de nuestra vida monástica benedictina, es el servicio de hospedería. Éstas han sido desde antiguo, en los monasterios, lugares donde los monjes ofrecen a sus hermanos que están “en el mundo”, un lugar de silencio y oración a fin de tener un encuentro consigo mismos y con Dios.2.1 Hospederia_1

    Los retiros que se ofrecen en nuestro monasterio no son ejercicios espirituales que se den a través de charlas, como suelen hacerse en otros lugares, sino que la hospedería está dedicada para aquellas personas que necesitan tener un encuentro con Dios en el silencio, la oración, en la naturaleza, por medio de la confesión, la charla con un monje. No se dirige, sino que se acompaña. Nuestras hospederías quieren ser lugares de acogida, de escucha, de fraternidad, de oración.

    Los huéspedes están invitados a compartir la Eucaristía y las oraciones con los monjes. Comparten con la comunidad monástica el almuerzo, la cena, bajo la modalidad de alimentar el cuerpo por medio de la comida y alimentar el espíritu por medio de lecturas. Por eso es que en los tiempos de las comidas, normalmente no se habla, sino que se come y se escucha, ya sea un texto leído por uno de los monjes o también con música.

En la mesa de los hermanos no debe faltar la lectura. (Regla de San Benito 38,1) 

    Nuestras hospederías, como el monasterio todo, está ubicado en el campo, por lo que los huéspedes disponen de amplio parque, lugar para caminar, meditar, leer y estar en contacto con la naturaleza.2.1 Hospederia_2

    Contamos con una pequeña biblioteca en las hospederías, a la cual pueden acceder libremente. Para textos más específicos, se les facilita por los días de retiro, de nuestra biblioteca comunitaria.

    Por este servicio de hospedería hemos optado por no cobrar, y de esa forma colaborar con todos quienes buscan tener un encuentro con Dios. Tenemos habilitadas unas alcancías en las casas donde colaboran con una donación quienes acuden a los retiros, según sus posibilidades.